Estás en: Inicio > Destacados > Entrevistas a grandes cocineros > Especialidades de nuestro país > GastroCine > informacion > Slider > Entrevista a Carles Abellan: El gran rockero de nuestras cocinas…

Entrevista a Carles Abellan: El gran rockero de nuestras cocinas…

0 Comentarios

Captura de pantalla 2013-12-11 a la(s) 13.23.36


Le conseguimos raptar en el Film and Cook de Barcelona. No fue sencillo hacerlo. Nos confesó muchas cosas; su adicción a la buena música, a las motos y a las chucherías… Sí (a los bollycaos y los Bony’s especialmente)

Hablar con Carles Abellán es preguntarse qué es lo que hubiese sido este señor de no ser lo que es. Hace tiempo que hablamos de los Oficios imposibles de Ferran Adrià… y parece que esto le viene que ni pintado a Carles: de no ser cocinero qué hubiese sido… Nos aventuramos a decir que poeta. Pero no uno cualquiera; hablaríamos de un poeta muy suburbial, muy neoyorkino, exquisitamente violento y con mucho estilo calculadamente desgarbado, eso sí. Quizá un Joaquín Sabina de los fogones barceloneses. Porque quizá sea eso; alguien que sabe aunar perfectamente la cocina tradicional catalana con el Rock and Roll. Y alguien que dio de cenar a Mick Jagger tiene ya de antemano todos los respetos del que esto escribe.

 

Cuál es ahora mismo la especialidad gastronómica que mejor te esté funcionando, aquella de la que más orgulloso estés…

Te podría decir que la vía más tradicional de cocina barcelonesa clásica es la que mejor me está funcionando. Hablo de lo que hacemos en el Suculent. Ahora mismo estamos trabajando en una nueva Taberna del Suculent en la que vamos a recuperar platos históricos de Barcelona y actualizarlos… sin modernizarlos. Que no es lo mismo.Captura de pantalla 2013-12-11 a la(s) 13.44.21

Pero tu niña bonita sería…

La bomba de la Barceloneta, en Bravo Restaurant y en el Tapas24; creo que le hemos dado la vuelta totalmente. Hemos llegado a algo espectacular sin aplicar técnicas excesivamente sofisticadas. Todo el mundo que la prueba, sale encantado. Sobre todo la del Bravo donde el puré de patatas lo ahumamos con un poco de carbón de leña y le da un toque d.p.m

 

¿Algún plato que se te haya muerto en los brazos recientemente?

Ríe. ¿Hemos quedado hoy para hacer la entrevista? ¿No era otro día?

 

Aquí la mayoría os encalláis… Aunque acabáis confesando tropiezos.

No-no… yo paso página en seguida… No me duelen los fracasos.

 

Confiesa alguna, hombre.

Por ejemplo un plato que hicimos y lo pusimos en carta; las Albóndigas de bacalao que venían de un guiso tradicional catalán con mongetes (judías blancas) morro y oreja de cerdo y al final nos salió algo blando que no… que no. Nos la curramos bastante, nos la llevamos a un congreso y todo… pero a la vuelta la matamos.

 

Si tuvieses que hacer de Celestino y casar a una “hija tuya”… Con qué especialidad gastronómica de otro cocinero que te haya sorprendido recientemente, casarías a una de tus especialidades predilectas…

Ostress… Un plato de David Muñoz que tenía una salsa cojonuda. La casaría con la Bomba del Bravo24. La acompañaría de una salsa que hizo David en el StreetXO que llevaba una base de soja y cebolla frita… un aderezo de salsa Shirasa… De esas cosas que hace él. Sería brutal, tú. Sería algo muy coherente; una bomba con una salsa picante asiática de David Muñoz.

Captura de pantalla 2013-12-11 a la(s) 13.53.40

Qué vino se bebería en esa boda…

Bueno… se le puede poner vino pero yo le pondría una cerveza. Le pondría una de Gabi Fort de la cervecería El Vaso de Oro… Precisamente la suya: la “Fort

 

¿Qué es lo más raro que te puedas haber comido?

Yo he comido cosas muy raras.

 

Por ejemplo.

A parte de los escarabajos en México… Grandes y vivos, eh. También fritos. Y gambas vivas en el Noma… que casi saltan del bote y las tienes que meter en una salsa y comértelas. También… No mira: Semen de Yuzbi(?) en Tokyo… Eso es lo más raro.

 

Y lo más sencillo. ¿Aquello con lo que disfrutes más?

Huevos fritos. Para mí son un manjar.

 

Y alguna marranada inconfesable… Doritos, bollycaos…

Pues he comido muchas marranadas. Mira; un bollycao con leche caliente y colacao es lo mejor. Yo era adicto a los Bony’s… Pero adicto. Hasta los veintipico años. Y de hecho en Comerç24 tenemos un postre basado en ese pastelito. Un homenaje. Me comería un paquete ahora mismo.

Por ejemplo hace poco estuve en Bélgica, y pasamos por el Barrio Chino y me cargué con cuatro bolsones llenos de chuches salados y snacks… Hay cosas muy interesantes por ahí.

 

Captura de pantalla 2013-12-11 a la(s) 14.04.21

Si gobernases una república o un reino de cocineros…

Pues habría que gobernar con mucha dictadura ahí.

 

En qué restaurant pondrías la corte.

Te iba a decir el Tapas24 porque es un sitio en el que comería cada día. Pero también me vale perfectamente El Quim de la Boquería. Sí. El Quim del Mercat de la Boquería sería la corte de Carles Abellan. Nadie se cabrearía allí.

 

¿Qué cocinero decidirías que fuese tu mano derecha para gobernar ese pais?

David Muñoz.

 

De ministro de Asuntos Exteriores pondrías…

A Sergi Arola. Que le gusta mucho estar fuera.

 

Cuál sería el primer país que invadirías para raptar sus especialidades…  siempre hablando en términos pacíficos, claro.

Vietnam, china…

 

Si fuese un país hispanoamericano.

Perú. Pero sólo Lima. Ríe.

Captura de pantalla 2013-12-11 a la(s) 14.06.59

 

Si tuvieses que poner banda sonora a tus platos, sería…

Todo empezaría por una Balada de Elvis, sin duda.

 

Vivimos una burbuja gastronómica?

No. Estamos sembrando algo de lo que de momento sólo vemos el principio.

 

 

Qué es lo que te gustaría que la gente valorase en tus especialidades. Algo como “me gustaría cuando probasen estos platos míos, se diesen cuenta de esto que he querido poner en ellos” y lo contasen de esta manera…

Igual del (Restaurant) Comerç… que se valorase su cocina sin tener determinadas preasumciones que muchas veces creo distorsionan la experiencia de comer allí. Creo que hay que coger los platos de uno en uno sin tratar de encontrarle sentido dentro de una dinámica asumida de un Menú Degustación. Es algo que quizá es un error nuestro; pero yo odio el menú degustación. Y creo que es en principio por culpa mía pero también hay algo que tenemos en la manera de comer en este país (o bien mediante carta o bien mediante menú degustación) que impide que haya una vía alternativa o intermedia a disfrutar de un restaurant la más de las veces. A mí me gustaría encontrarla. Es algo que intento hacer y no consigo. En vez de una película con un guión estructurado, me gustaría una película de películas… o una película de Tarantino. Ese sería el guión de mi Menú Degustación ideal. Un guión de una peli de Tarantino.

 

 

 


Entrada guardada en: